Posición de EAJ-PNV ante la propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial

Posición de EAJ-PNV ante la propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial
14 Octubre | Congreso

- La renovación de los órganos constitucionales, entre los que se encuentra el CGPJ, es una obligación legal. Todos los partidos políticos, por tanto, deberíamos sentirnos interpelados y presionados por la propia ley; más si cabe aquellos que se dicen garantes y defensores de la Constitución y que, paradójicamente, son protagonistas, en el legislativo, del bloqueo que impide el cumplimiento de la ley en cuanto a la renovación de los órganos constitucionales.

- La mayoría de 3/5 contemplada en la legislación vigente para la renovación de los vocales del CGPJ no es garantía, como se ha demostrado, de “despolitización” del órgano judicial. No obstante, y de acuerdo con el espíritu del legislador, se trata de un sistema que posibilita, en mayor medida, la búsqueda de consensos.

- La elección de los vocales por los propios jueces tampoco garantizaría la “despolitización” de la justicia puesto que se produciría el mismo efecto a través de las organizaciones judiciales, que controlarían los nombramientos. Organizaciones, estas, que no cuentan con el respaldo de la elección popular.

- EAJ-PNV hace un llamamiento al sentido común para que pueda pactarse la renovación de los órganos constitucionales, en especial del CGPJ, de acuerdo al sistema actual, para lo que debe imperar el diálogo entre partidos y puedan alcanzarse consensos que permitan esas mayorías cualificadas.

- En cuanto a la propuesta concreta presentada ayer por PSOE y Unidas Podemos, compartimos la necesidad de reformar la ley del Poder Judicial para limitar las funciones de un órgano judicial cuyo mandato ha caducado. No consideramos tan idóneo, sin embargo, modificar las mayorías para renovar el órgano de gobierno de los jueces. Es por ello que apelamos de nuevo a la sensatez y la cordura para que el diálogo entre partidos pueda reconducirse. Si esto no fuera posible, entendemos que la fórmula presentada podría puntualmente ser una vía para acabar con el obstruccionismo y bloqueo al que algunos han abocado al órgano de gobierno del Poder Judicial.

COMPARTE