Izaskun Bilbao logra que las producciones en lenguas minorizadas figuren en la resolución europea sobre recuperación cultural

Varias aportaciones de Izaskun Bilbao Barandica durante la negociación de la resolución parlamentaria sobre el plan de recuperación del sector de la Cultura han propiciado que incluya específicamente el apoyo a las producciones en lenguas minorizadas
Izaskun Bilbao logra que las producciones en lenguas minorizadas figuren en la resolución europea sobre recuperación cultural
17 Septiembre | Parlamento Europeo

La resolución, aprobada esta tarde por 598 votos a favor de los 686 emitidos, ratifica la importancia de la actividad cultural como expresión de la diversidad y creatividad europea y recalca su dimensión industrial y aportación al PIB y al empleo. Igualmente reconoce el sufrimiento del sector y sus profesionales y el impacto de la COVID en la Cultura y propone un fuerte incremento en el plan Europa Creativa y que se dedique al menos el 2% del plan a apoyar a los creadores de la Unión.

La resolución reconoce la dimensión y aportación de la cultura a la economía europea a la que contribuye con aproximadamente el 4 % del PIB, “un porcentaje similar al de las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) o la hostelería”. Recuerda que el año pasado había 7,4 millones de personas empleadas en el sector de la cultura en la Europa de los Veintisiete, es decir, un 3,7 % del empleo total y subraya que el nivel de auto empleo o trabajadores autónomos en el sector es el doble del que se registra en el resto de la economía. Los informes que evalúan el impacto de la pandemia en esta industria afirman que, han podido reducir su facturación en un 80% y destacan que es por el momento difícil pronosticar las repercusiones a medio y largo plazo.

La propuesta de la eurodiputada vasca pretende corregir las dificultades que, en muchas ocasiones, enfrentan las producciones culturales en lenguas minorizadas. Muchos de los programas comunitarios suelen dar preferencia a las que se realizan en los 24 idiomas oficiales de la Unión, por serlo en la totalidad del territorio de sus Estados Miembros. Igualmente las ofertas educativas en lenguas minorizadas suelen marginarse en programas de movilidad e intercambio como el Erasmus plus y también tienen dificultades en la participación en concursos a nivel comunitario.

Por estas razones Izaskun Bilbao Barandica realizó varias propuestas para recordar este problema y solventarlo mediante menciones específicas. La primera a la idea de que la diversidad a la que alude el lema de la Unión debe incorporar también las lenguas minorizadas que se hablan en el continente. Además, planteó alternativas, plasmadas en la propuesta que presentó el grupo Renew en las negociaciones, para que la mención expresa a las producciones en lenguas minorizadas figurasen en el informe. Apoyó además estos argumentos con ejemplos de producciones de éxito en estas lenguas como Loreak o Handia.

Finalmente, el artículo 30 de la resolución común, negociada por todos los grupos incorpora este principio. Así el Parlamento “considera que las medidas adoptadas por los Estados miembros y la Comisión para ayudar a los actores culturales y creativos europeos deben apoyar a los actores e iniciativas que reflejen la diversidad cultural y lingüística de Europa, incluidas las lenguas minoritarias”. El texto, contaba con el  apoyo de los grupos Popular, Socialistas y Demócratas, Renew, en el que se integra el PNV, ALE (alianza Libre Europea), ECR (conservadores y reformistas) y la GUE (Izquierda verde unitaria europea) y se acaba de aprobar por 598 votos a favor, 42 en contra y 46 abstenciones.

Izaskun Bilbao Barandica ha valorado este logro como “un triunfo del lema de la Unión europea, ‘unidos en la diversidad’. Cada día trabajamos para que las lenguas minorizadas como el Euskera, la cultura que expresan, las producciones culturales que se realizan en esas lenguas, sean parte de esa diversidad. Esta semana hemos conseguido que el Parlamento las incluya en su propuesta de plan para reactivar el sector cultural, muy golpeado por los efectos de la pandemia. Hay que seguir insistiendo en que las producciones culturales no son más o menos interesantes por la lengua en que se producen. Son valiosas por la creatividad que expresan, por la calidad, por la originalidad. Hay producciones en euskera que han triunfado en el mundo, desde un libro sobre nuestra mitología a películas como Loreak o Handia. Eso demuestra que las buenas creaciones, aunque se produzcan en lenguas minoritarias, funcionan. Debe por lo tanto quedar claro que merecen el apoyo, también, de los programas europeos.”

COMPARTE