El pleno para la investidura de Iñigo Urkullu se celebrará el 3 de septiembre

La presidenta del Parlamento Bakartxo Tejeria ha formalizado hoy la convocatoria, tras avalar el Pleno la compatibilidad de todos los y las parlamentarias con el desempeño de sus nuevas funciones
13 Agosto | Parlamento Vasco

El Pleno de investidura del candidato jeltzale a la Lehendakaritza, Iñigo Urkullu, tendrá lugar el día 3 de septiembre. Así lo ha decidido la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria, que ha formalizado este mismo jueves ante el Pleno la convocatoria de dicho debate.

La sesión plenaria arrancará con la intervención del candidato a la reelección por EAJ-PNV, que dispondrá de un tiempo máximo de 90 minutos para exponer las líneas generales de su programa de gobierno para esta duodécima legislatura. La primera de las votaciones tendrá lugar ese mismo día por la tarde, y en ella se requerirá la mayoría absoluta de la Cámara, 38 escaños de un total de 75. Son votaciones por llamamiento y a voz alzada. Es de prever que para ese día jeltzales y socialistas tengan ya cerrado su acuerdo y por lo tanto, Iñigo Urkullu sea elegido lehendakari en primera vuelta por mayoría absoluta (41 votos de 75). La toma de posesión del cargo se realizará días después en la Casa de Juntas de Gernika.

La convocatoria formal de esta sesión se ha conocido hoy, cuando la presidenta del legislativo lo ha comunicado a los y las presentes en el Pleno celebrado esta mañana. Un pleno que ha servido para ratificar que todos y todas cumplen los requisitos para ocupar el escaño. El informe elaborado por la Comisión de Incompatibilidades no ha constatado irregularidad alguna en las actividades extraparlamentarias de los y las diputadas vascas.

ASESORES E INICIATIVAS

Tras la sesión plenaria, se han reunido la Mesa y Junta de Portavoces para aprobar la relación de asesores que asistirá a cada grupo durante la legislatura  así como los tiempos de intervención en los debates y las iniciativas que podrán incluirse en los plenos. Fruto del acuerdo alcanzado entre EAJ-PNV, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos, la única parlamentaria de Vox en la Cámara, integrada en el Grupo Mixto, verá reducido tanto el número de asistentes (pasando de tres a uno), como los tiempos de intervención y las iniciativas. Contará con un asesor, un tercio de los turnos de intervención y un sexto del volumen de proposiciones o mociones que los grupos llevan a los plenos. Los jeltzales defienden este acuerdo, basado en criterios de proporcionalidad y representatividad,  “porque viene a corregir una situación en la que Vox con un solo representante podía llegar a capitalizar la actividad parlamentaria con debates incendiarios que sólo buscan crispar el ambiente y tensionar las relaciones”. “No pretendemos borrar del mapa una realidad que existe y que tiene detrás 4.700 votos en Araba, pero si buscamos que Vox no este sobredimensionada ni marque la agenda política en esta institución”.

Los acuerdos formalizados tienen su amparo en el Reglamento del Parlamento Vasco que en su artículo 28 establece que “los Grupos Parlamentarios contarán con un número de personal acorde a su respectiva representación parlamentaria. La decisión a este respecto será adoptada por la Mesa, previo acuerdo de la Junta de Portavoces”. El reglamento, por lo tanto, “nos da el soporte para corregir la desproporcionalidad existente, ajustando el personal, los tiempos y las iniciativas”. Además del soporte reglamentario, estos acuerdos dan continuidad al alcanzado con PSE-EE y Elkarrekin Podemos para la elección de los puestos de la Mesa de la Cámara. En ese documento ya se recogía la posibilidad de “utilizar todos los recursos que ofrece el reglamento de la Cámara para garantizar la participación política sobre los principios de pluralismo, representación y proporcionalidad. Para ello se comprometen a acordar las decisiones que deban adoptar la Mesa y Junta de Portavoces en aplicación del Reglamento, en relación con los recursos materiales y humanos de los grupos parlamentarios, así como en la ordenación de los debates en Plenos ordinarios y de control y en Comisiones”. Por lo tanto, es en cumplimiento de este acuerdo previo, del reglamento de la Cámara y de la capacidad de diálogo de los grupos como se han adoptado unas medidas basadas en la “proporcionalidad y representatividad”.

COMPARTE