Cristina Uriarte destaca que la prioridad del Gobierno es la salud y que sindicatos y centros conocen las medidas marcadas por las autoridades sanitarias y laborales

La consejera de Educación Cristina Uriarte ha destacado esta mañana, en sendas entrevistas concedidas a Radio Euskadi y a Euskadi Irratia, que las prioridades con las que su Departamento trabaja para la vuelta a las aulas durante este final de curso son la salud y la seguridad, para que tanto alumnado como profesorado vuelvan a los centros con todas las garantías.
Cristina Uriarte destaca que la prioridad del Gobierno es la salud y que sindicatos y centros conocen las medidas marcadas por las autoridades sanitarias y laborales
18 Mayo | Gobierno Vasco

En ese sentido, ha recordado que el Departamento de Educación ha estado trabajando intensamente en una serie de documentos que ya han sido trasladados a la comunidad educativa. Por una parte, el “Protocolo general de actuación en los centros escolares frente al coronavirus”, remitido a los centros educativos la pasada semana, y por otra, el documento de “Medidas de Prevención de Riesgos Laborales en los Centros Escolares de la CAPV ante el riesgo de exposición al COVID-19”, elaborado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Departamento junto con Osalan -  Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales.

Entre las medidas que contemplan estos documentos, la consejera ha citado medidas relativas al distanciamiento, al uso de mascarillas en los centros educativos, al uso de hidrogeles, envío de termómetros por infrarrojos a los centros, la intensificación de las medidas de limpieza, o las entradas y salidas escalonadas, entre otros, siempre siguiendo las indicaciones del Departamento de Salud. “Tenemos que actuar con responsabilidad y dar a las familias y al alumnado la posibilidad de terminar bien el curso, con todas las garantías, guardando las indicaciones que nos va dando el Departamento de Salud”, ha añadido.

Autonomía de centros y corresponsabilidad

Los centros, dentro de su autonomía, son quienes mejor conocen a su alumnado: la situación en la que se encuentra cada alumno o alumna, cómo han abordado el aprendizaje y los contenidos durante las semanas de confinamiento, si ha podido haber dificultades con algunos alumnos o alumnas para el seguimiento online, o si son necesarios refuerzos o tutorías, y de qué manera.

De esta manera, ha explicado Uriarte que es cada centro, dentro de su casuística, y en función de su realidad, quien mejor puede determinar qué es lo que necesita su alumnado, y es por eso que se abren las aulas para que ese alumnado sea atendido como se requiere. Por ello, es el centro quien decide, dentro de su autonomía y con criterio pedagógico, cómo se va a organizar a partir del lunes que viene la presencialidad: si van a asistir todos los grupos, si lo hacen de manera escalonada, o combinando y alternando distintas modalidades. No obstante, ha subrayado la consejera, la planificación que vayan a plantear ha de ser consultada con el Órgano Máximo de Representación del centro, donde también participan las familias, y con la coordinación y la ayuda del Servicio de Inspección. Actuando con una responsabilidad compartida, y con toda la ayuda de los diversos servicios del Departamento de Educación.

Al referirse a etapas educativas inferiores (Educación Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria hasta 3º de la ESO) la consejera Uriarte ha señalado que, si bien hubiera sido lo deseable que el alumnado de esas etapas pudiera volver a las aulas antes del final de curso, no se ve posible esa vuelta por cuestiones de tiempo, ya que se está planteando un retorno escalonado, en el que se prioriza el regreso a las aulas de Bachillerato, Formación Profesional y 4º de la ESO.

En relación a la posición de los sindicatos, Uriarte ha recordado que en las diversas reuniones que el Departamento de Educación viene manteniendo con diversos agentes, algunas de ellas con los representantes sindicales, se han trabajado los documentos anteriormente mencionados, que recogen las medidas a adoptar en los centros educativos. Ha recordado, además, que el pasado viernes se envió a los sindicatos el documento “Medidas de Prevención de Riesgos Laborales en los Centros Escolares de la CAPV ante el riesgo de exposición al COVID-19”, elaborado junto con Osalan. En este sentido, ha señalado que el Departamento está dando respuesta a las demandas de los sindicatos, y que se dan las garantías de seguridad y salud para la vuelta.

COMPARTE