El Bizkai Buru Batzar condena el ataque contra tres batzokis de Uribe Kosta y los gravísimos insultos a EAJ-PNV

El BBB alerta del rebrote que experimenta este tipo de acciones mafiosas, que están “fuera de cualquier tiempo, lugar y entendimiento” y vulneran el confinamiento que algunas y algunos dicen defender con tanto ahínco
14 Mayo | BBB

El Bizkai Buru Batzar quiere condenar el ataque que tres batzokis de Uribe Kosta han sufrido en la madrugada de hoy jueves. Las sedes jeltzales de Algorta, Berango y Getxo Zaharra han amanecido con pintadas en las que se acusa a EAJ-PNV de “asesino” y “carcelero”, se exige la “amnistía total” y se recuerda la huelga de “sed y hambre” en que se encuentra el preso de ETA Patxi Ruiz, como si la formación jeltzale tuviera algo que ver con esta situación. También se arremete en las pintadas contra el PSOE, al que se acusa de “asesino” y de contar en esa tarea con la “colaboración” del PNV. La Casa del Pueblo de Portugalete ya fue objeto en la madrugada de ayer de un ataque de similares características. El BBB traslada su solidaridad y cercanía a todas y todos los socialistas de Portugalete, Bizkaia y Euskadi. El BBB se ve una vez más en la obligación de denunciar y recordar que este tipo de conductas están fuera de tiempo, lugar y entendimiento, y que en absoluto contribuyen a transitar en el camino de la convivencia y el respeto al diferente, que es lo que demanda una amplísima mayoría de la sociedad vasca, deseosa de dejar atrás las páginas más negras de su historia.

Lamentablemente, este tipo de conductas ha experimentado en estos últimos días un preocupante rebrote ante el que ni la sociedad civil ni los partidos políticos podemos permanecer impasibles. A los ya comentados ataques sufridos por estos tres batzokis y la Casa del Pueblo de Portugalete se suman, esta madrugada, el incendio intencionado de un cajero automático en Ea (Bizkaia), que ha obligado a desalojar de sus domicilios a siete personas ante el grave peligro que corría su salud; o el sabotaje de que fue objeto la pasada semana la localidad alavesa de Izarra (Urkabustaiz), donde gran parte del mobiliario público y privado apareció con pintadas insultantes y amenazadoras tras una fechoría cuyas imágenes están disponibles en la cuenta en Instagram del colectivo que organiza las fiestas del consejo, sin que esta circunstancia haya motivado la más mínima reacción por parte del alcalde del municipio, de EH Bildu, ni de su equipo de gobierno. Todos estos sabotajes tienen además el agravante de que se han realizado de madrugada, lo que constituye un flagrante incumplimiento de las medidas de confinamiento decretadas en la situación actual de estado de alarma. Es paradójico que algunos y algunas se crean legitimados para salir a la calle de madrugada a pintar sedes de partidos políticos o a quemar cajeros, poniendo en riesgo la vida de personas, pero consideren que dentro de mes y medio no se den las condiciones necesarias para ejercitar el derecho fundamental al voto. La conclusión es que les preocupa la democracia.

Estos actos evidencian que incluso en la extraordinaria situación que llevamos viviendo estos últimos meses hay quienes pretenden seguir utilizando las vías del chantaje, la amenaza, la coacción y el insulto en su supuesto beneficio. No han caído aún en la cuenta de que la ciudadanía vasca demanda construir en vez de destruir, dialogar en vez de insultar, y respetar en vez de despreciar.

Itxaso Atutxa, presidenta del BBB, ha denunciado que estas actuaciones “viejas formas que, cada vez que vuelven a suceder nos retrotraen al pasado” y que “van más allá de los ataques absolutamente mafiosos a sedes de partidos político”. “Mientras que la población sigue pidiendo construir hay quien sigue no creyendo en la democracia y tiene ganas de destruir”, ha lamentado. Asimismo, ha señalado que las reclamaciones de este tipo tienen su “vía legítima, democrática e institucionalizada” y ha recordado que EAJ-PNV en los diferentes foros está apoyando que la situación de las personas presas en este confinamiento “hay que cuidarla”, “pero nos gustaría que estas peticiones salieran de este otro tipo de vías”. “Siempre se dice que son grupos muy pequeños quienes lo siguen haciendo; no lo sé. Lo que sí sé es que no desaparecen. Y me parece muy grave. No estamos a esas”, ha concluido.

Exigimos a los autores de estos ataques que cesen de inmediato en este tipo de actuaciones, ya que lejos de aportar soluciones no hacen más que entorpecer la convivencia que anhela la mayoría de la sociedad vizcaína y vasca, que hoy quiere y debe centrar todos sus esfuerzos en derrotar la pandemia del coronavirus. E instamos a todos los partidos políticos de Bizkaia y Euskadi a que se sumen públicamente a esta denuncia.

COMPARTE