Ortuzar: “Sánchez debe intentar un acuerdo de investidura y gobernabilidad con quienes apoyamos la moción de censura”

El presidente del EBB considera “gravísima” la irrupción de Vox y culpa a los partidos políticos de haberle puesto “la alfombra roja al blanquearle para gobernar instituciones y utilizarle como argumento electoral”
12 Noviembre | EBB

NOTA: Desde este boletín podrás obtener las imágenes de la entrevista en alta resolución. 

EAJ-PNV lo tiene claro: Pedro Sánchez debe intentar asegurar su investidura, primero, y la gobernabilidad, después, con aquellos partidos que le apoyaron en la moción de cesura. No vale apoyarse en PP y Ciudadanos para lo primero y, para lo segundo, tratar de recabar el apoyo de las restantes formaciones políticas como si nada hubiera ocurrido. En sendas entrevistas concedidas hoy a Radio Euskadi y Onda Vasca, el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar, ha asegurado que los resultados del 10-N son “complejos, o podría decir incluso que endiablados”, pero considera que “en el fondo, ofrecen las mismas posibilidades que el 28 de abril. No ha habido una alteración tan importante entre bloques”. Por ello, el líder jeltzale ha instado al candidato socialista a “intentarlo con quienes hicimos posible que él llegara a La Moncloa. Yo creo que esa es la vía más directa y la más coherente. Además, podría servir para hincarle el diente a temas muy importantes que ya no aguantan más sin abordar, como el territorial, Cataluña, las reformas de las políticas que hizo el PP en los tiempos de mayorías absolutas y vías decreto-ley, etc”.

Ortuzar no ha hablado aún con Sánchez. “Es normal. Hay que reposar y digerir bien los resultados. Supongo que para el PSOE no estará siendo un trago fácil, y no será porque no se lo advertimos muchos”, ha asegurado, si bien confía en que el resultado del 10-N, muy inferior al esperado por los socialistas, les sirva “para darse cuenta de que en esto de la política no existen los atajos y los problemas están ahí: el 28 de abril había un problema, pero el 11 de noviembre, 12 hoy, sigue existiendo ese problema”. Preguntado por la posibilidad de que el PSOE pretenda investir a Sánchez con la abstención de PP y Ciudadanos para gestionar el día a día con Unidas Podemos, EAJ-PNV y otras formaciones, el dirigente nacionalista ha respondido con claridad meridiana. “¿No sería más sencillo hacer las dos cosas en uno? Investidura y gobernabilidad en el mismo paquete, como se hace en todos los gobiernos de coalición del mundo. Lo lógico es que la investidura te la garanticen con quienes vas luego a gobernar, con la fórmula que sea: pacto de legislatura, gobierno de coalición con los que quieran o con los que puedan, acuerdos puntuales sobre la base de equis reformas o equis proyectos de ley, etc. Pero lo lógico es investidura y gobernabilidad en el mismo paquete, porque en la primera votación que haya un proyecto de ley o la convalidación de un decreto, ¿vamos a tener que dejarlo pasar? ¿Y el segundo, y el tercero, y el cuarto? Es un ejercicio un poco infantil el que están planteando. Tienen que asumir que van a tener que negociar y van a tener que mojarse. El PSOE tiene que optar por las opciones que hay sobre la mesa. Ya sé que son difíciles. Algunas son difíciles, otras son menos difíciles, pero si hay voluntad política y valentía política, todo es posible. Pero primero tienen que estar con los que hicimos la moción. Si no, yo creo que va a ser un error y vamos a volver a entrampar y a embarrar el campo de juego. Y sería malo, porque tampoco hay un tiempo infinito. Antes de navidades tendríamos que tenerlo todo en marcha”.

Ortuzar ha lamentado la irrupción de Vox, fenómeno que le parece “gravísimo”. “Y parte de la culpa, y voy a meterme dentro aunque no es justo meternos, la tenemos el resto de partidos políticos, porque no hemos sido firmes con ellos, no hemos puesto pie en pared y no hemos dicho a la gente lo que de verdad está detrás de Vox. Yo no creo que haya 3.600.000 ultras y fascistas en España, pero que en la dirección de Vox todos son ultras y fascistas, sí. Si no les hubieran blanqueado para hacer gobiernos en comunidades autónomas y ayuntamientos, si no se les hubiera utilizado en campaña electoral para atacar o para minar y debilitar las posiciones del oponente, seguramente hoy no estaríamos con Vox subido al caballo. Y, claro, ahora les vamos a tener 4 años ahí, pero espero que hayamos aprendido todos la lección y no sigamos poniéndoles la alfombra roja. Creo que nosotros, el PNV, hemos sido los únicos que nos hemos enfrentado a ellos. A estos hay que ponerles cordón sanitario, hay que ponerles un dique de contención, porque si se les deja campo libre con la situación económica que parece que viene, con los desequilibrios que hay, con la falta de reformas, con el lío político, con la falta de respuesta de los partidos tradicionales a los problemas reales de la ciudadanía…”.

El líder abertzale no contempla la posibilidad de unas terceras elecciones. “Se dan las condiciones para hacer un acuerdo, hace falta valentía política. No podemos volver a pasar la pelota a la gente otra vez”. Y, preguntado si va a echar de menos a Albert Rivera, ha sido sincero. “En absoluto. No soy de los que se alegra del mal ajeno, pero se ha ganado a pulso lo que le ha sucedido. Nunca un proyecto político puede estar construido contra todos los demás, ni creerte en la posesión de la verdad absoluta. Este, cada vez que hablaba, subía el pan y se paraba la Bolsa. Él creía que era un oráculo de Delfos y que todos los demás éramos unos patanes. Bueno, el PNV éramos una cosa horrorosa y, en general, el sistema de autogobierno vasco. Pero si seguías la moralina que iba soltando, construir sobre esos principios un proyecto político y hacerlo de una manera tan personalista lleva al final que ha tenido. Le deseo que en su vida personal le vaya muy bien, pero creo que para la política es una buena cosa”. ¿Y si le sucede Inés Arrimadas? “Será más de lo mismo. Creo que ese es un proyecto que está ya agotado en sí mismo”.

COMPARTE