EAJ-PNV celebra la unanimidad alcanzada en el Parlamento para reconocer y reparar a las víctimas de la tortura

Por vez primera, todos los grupos han votado a favor de una iniciativa que pretende visibilizar esta “despreciable” realidad y apoyar a quienes la han sufrido. “Necesitamos seguir dando pasos juntos para asentar la convivencia”, ha señalado el parlamentario Iñigo Iturrate
20 Junio | Parlamento Vasco

Las instituciones vascas se sumarán a la iniciativa de Naciones Unidas de recordar cada 26 de junio que la tortura, en palabras del parlamentario Iñigo Iturrate, es “uno de los delitos más graves y que más repugnancia producen por ser cometidos por quien tiene encomendada la protección y defensa de los derechos básicos de la ciudadanía”. Con el voto a favor de todos los grupos, el pleno del Parlamento ha pedido al Gobierno Vasco que institucionalice este día con el objetivo de reconocer a estas víctimas ante la sociedad y concienciar sobre la grave vulneración de derechos humanos que supone. Es la primera vez en la historia del Parlamento, ha destacado Iturrate, que una iniciativa en contra de la tortura logra la unanimidad de la Cámara, “y eso representa un salto cualitativo en el camino del reconocimiento de unas víctimas silenciadas y también negadas en muchas ocasiones”.

“En 1995 tuvimos en esta Cámara el primero de los debates relacionados con la tortura y los malos tratos; desde entonces, han sido 13 las ocasiones en las que el Parlamento Vasco ha condenado estas prácticas, ha defendido el derecho internacional y ha proclamado los derechos humanos para todas las personas. Con mayorías diferentes pero nunca con la unanimidad hoy alcanzada”. Para Iturrate, es en esa unanimidad donde radica el valor de la propuesta que hoy ha salido adelante. Hoy es el día del acuerdo, ha añadido, un día de invitación a “seguir dando pasos en un camino que, necesariamente, hemos de recorrer juntos. Pasos con acuerdos para construir una sociedad que destierre la violencia que le ha sacudido durante demasiados años. Pasos con acuerdos que entierren definitivamente la actividad terrorista. Pasos con acuerdos que construyan una convivencia basada en la memoria de lo sucedido, la dignidad de las víctimas, lo injusto de la violencia y el valor supremo de la vida y la dignidad humana”.

Pero, al margen de poner en valor el acuerdo de hoy, el representante jeltzale ha advertido de que para prevenir la tortura y los malos tratos hacen falta no sólo palabras, sino también medidas efectivas y concretas. “La grabación audiovisual de la detención; la asistencia letrada de abogados de libre elección; los exámenes realizados por un médico de confianza; o la comunicación a la familia de la detención y del lugar donde permanece detenida la persona. Son medidas de obligado cumplimiento que ayudan a prevenir la aparición de malos tratos y torturas. Son medidas preventivas que recomiendan el Comité Europeo y otros organismos internacionales y que debemos hacer efectivas”. Nos queda camino por recorrer para seguir construyendo un País comprometido con los derechos humanos y la dignidad de las personas, ha concluido.

COMPARTE