Pako Arizmendi

NUESTROS BURUKIDES

Euzkadi Buru Batzar Pako Arizmendi VER VÍDEO

Pako Arizmendi

Presidente del IBB

Afiliado en 2006

Edad 62 años

Biltzarkide de Baxe Nafarroa-Xiberoa

Presidente del IBB

COMPARTE

PERFIL

Pako Arizmendi nació el 21 de enero de 1953 en Donostia, si bien su infancia la pasó prácticamente en Baiona y hace ya muchos años que se instaló en Donibane Garazi, donde reside en la actualidad. Casado con Kattin Gaztanbide, tienen dos hijas, de 33 y de 23 años, de las que se siente terriblemente orgulloso. “La mayor vive en Donostia y trabaja en una ONG, y la pequeña aún esta estudiando”.

Arizmendi empezó a trabajar muy joven, a los 16 años. “Empecé como aprendiz de tipógrafo n una imprenta, y en la actualidad tengo mi propia empresa de impresión en Donibane Garazi. Fui funcionario durante unos años de mi vida, pero lo dejé porque sentía y siento que tengo un oficio: soy tipógrafo y me gusta lo que hago”, afirma. En la actualidad, es Kattin quien ha cogido las riendas de la imprenta para que Pako pueda ocuparse al 100% de las obligaciones y tareas asociadas a su condición de presidente del Ipar Buru Batzar, “pero la verdad es que ella lo hace mejor que yo”, admite sonriente.

A la hora de trazar su trayectoria política, Arizmendi cuenta que en el contexto de los años 60 en Iparralde, con “muchos hijos de la Guerra Civil española” en su entorno, era normal sentirse interesado y hasta implicado en política. “En el posfranquismo empecé a interesarme mucho más aún. La sensibilidad abertzale empezó a aflorar el Iparralde en esa época”, evoca. Afiliado a EAJ-PNB desde 2006, ha sido presidente de la Organización Municipal de Baxe Nafarroa-Xiberoa, concejal en Donibane Garazi (2008-2014) y, desde 2016, presidente del IBB.

Arizmendi es un enamorado del rugby. “Mi vida se ha movido muchas veces alrededor del rugby. He jugado en casi todas las divisiones que hay en Francia, de la serie inferior hasta la Primera División. Me gusta pensar que, si hubiera nacido más tarde, podría hacer llegado a ser jugador profesional, pero en aquella época no había jugadores profesionales”, afirma. También ha sido entrenador de rugby en el Garazi durante 10 años. “Fui jugador y entrenador en ese equipo”, rememora. También pertenece a un club local de fotografía. Pako tiene un pequeño jardín en su casa en el que le gusta trabajar. “Me relaja”, afirma. También siente mucha paz pescando en el mar. “Voy con mi hermano, en barco, a coger doradas, bonitos… Lo que se tercie en el Cantábrico”. Y más recientemente, gracias a un amigo tenor, se ha aficionado a la ópera. Dada la amplitud de su abanico de aficiones, Arizmendi se define a sí mismo “como una abeja: me gusta ver y oír muchas cosas, de todo tipo”.

Su objetivo político consiste en que “el Partido se afiance en Iparralde. Es lo que nos falta. La gente que se mueve en el mundo de la política nos conoce, pero somos aún desconocidos para el ciudadano de a pie. Nos confunden. Tenemos que encontrar nuestro hueco. Aunque el partido existe desde hace 120 años, en Iparralde aún nos queda un trabajo de fondo por hacer. Tenemos la casa por hacer, y estamos construyendo los cimientos, lo más difícil. Nos falta algo de material humano para ser más rápidos y eficaces, pero poco a poco, desde hace ya unos cuantos años, estamos empezando a molestar, y eso es bueno, muy bueno”, asegura.

ORGANIZACIÓN
INTERNA

EXTRATERRITORIALES