Iñaki Txueka Isasti

NUESTROS BURUKIDES

Euzkadi Buru Batzar Iñaki Txueka Isasti VER VÍDEO

Iñaki Txueka Isasti

Afiliado en la Organización Municipal de GETARIA desde el año 1990

Nacido el año 1953

Licenciado en Químicas

Empresario

Burukide del GBB

COMPARTE

PERFIL

Iñaki Txueka Isasti nació en Getaria en 1953. Licenciado en Químicas, a este enólogo le picó el gusanillo de la política siendo muy joven. “Con 14 años me dieron una beca para estudiar en Madrid, y a los 17 me encontré en un colegio mayor estudiando Químicas con un montón de euskaldunes. Es entonces, en Madrid, cuando me hago abertzale ‘consciente’. Era un momento de gran ebullición política. Estamos hablando de finales del franquismo, cuando las organizaciones de estudiantes vascos, del euskera, del  mundo abertzale en general, estaban al pil-pil. En esa época, hice mis pinitos en la creación de un partido político y su mantenimiento, ESB, pero este proyecto político no salió adelante y en el año 80 vuelvo a Getaria a trabajar, sobre todo, a sacar el proyecto del txakoli adelante”. Se afilió a EAJ-PNV en 1986.

Casado con la ‘todo terreno’ Goretti, tienen dos hijos de 36 y 33 años que trabajan en la empresa familiar, la bodega de txakoli ‘Txomin Etxaniz’ de Getaria. “Nos gusta nuestro trabajo porque lo hemos convertido en un proyecto de vida en el que no solamente cultivamos nuestro desarrollo, sino que trabajamos también el desarrollo del entorno social. El entorno concreto de Getaria y de la comarca”, afirma con cierto orgullo. Txueka cuenta que su padre había logrado ampliar enormemente la calidad del txakoli, pero que las dimensiones de las vides eran muy pequeñas. Iñaki se implicó al 100% en el proyecto familiar y fundó la Denominación de Origen. Siendo presidente de la D. O. Getariako Txakolina, quien terminaría siendo uno de sus dos mayores referentes políticos y humanos, el consejero José Manuel Goikoetxea (“una de las personas cuyo liderazgo personal, humano y político más he apreciado, uno de los hombres con más sentido común que me he encontrado en la vida”), le propone en 1991 ser Director de Industrias Agroalimentarias del Gobierno Vasco. “Me convence porque había un proyecto que a mí me interesaba mucho, que era el de dotar a Euskadi de estructuras de calidad, lábeles, denominaciones de origen, etcétera”. Txueka solo pudo trabajar en este proyecto tres meses porque la situación política era muy complicada en Gipuzkoa y su otro gran referente político, Joseba Egibar, le llamó para ocupar el puesto de portavoz y diputado de Agricultura en la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Tras 8 años como diputado de Agricultura y Medio Ambiente, tiempo en el que vivió momentos muy delicados (sobre todo cuando, siendo portavoz, le tocó gestionar asuntos relacionados con la construcción de la autovía  de Leizaran, en 1999 vuelve a su vida privada. Pero al año y pico recibe una segunda llamada en la que le comentan que sería “conveniente” que fuera en listas para ocupar un escaño por Gipuzkoa en el Congreso. Tiene sus grandes dudas, pero accede y durante dos legislaturas, entre 2000 y 2008, ejerce de diputado del Grupo Vasco en Madrid. Años que compatibiliza con la representación en la Asamblea del Consejo de Europa en Estrasburgo. En 2009 es nombrado presidente de la Junta Municipal de Getaria, a los dos años entra a formar parte del equipo del GBB y hace año y medio fue nombrado miembro del EBB.

Iñaki reconoce que todo esto lo ha podido hacer gracias a Goretti, “una mujer que lo mismo trabaja en el viñedo con botas y sira, que está en una recepción en Washington. Una mujer que sabe estar y que me ha dado una enorme tranquilidad y confianza. Tengo varias deudas importantes con ella que necesito ir pagando”.  

Su poco tiempo libre lo utiliza para el ‘dolce far niente’, el dulce no hacer nada. Para Iñaki, el no hacer nada supone liberar la mente leyendo un libro o viendo una película en pantalla grande. “Me encanta el cine. Cuando vivía en Madrid, de estudiante, era de los que iba a la Academia de Cine y me veía la serie de Bergman, empezando a las 10 de la mañana y terminando a las 12 de la noche. Soy muy cinéfilo. Obviamente, del buen cine. Me gusta el cine americano bueno y estoy redescubriendo el pequeño cine de autor francés. Me gusta mucho leer también. Ahora mismo estoy con ‘SPQR. Una historia de la antigua Roma’, de Mary Beard. Me gusta andar, pero soy muy perezoso. Practiqué atletismo durante la juventud, pero ahora es mi mujer la que me tiene que arrastrar. Y, sobre todo, me gusta la gastronomía. Me encanta cocinar. Es más, en mi juventud me sacaba unas ‘pelas’ cocinando. Y reconozco que lo hago muy bien, sobre todo la cocina tradicional. Mi plato preferido es un par de huevos con un poco de tomate y jamón pasado, si es de alta calidad, mejor. Pero el rape a la americana y el marmitako también se me dan muy bien. Soy muy gastrónomo. Viajo con la Guía Michelin. Mi mujer y yo viajamos bastante. Sin ir más lejos, acabamos de venir de Sudáfrica. Mi profesión de enólogo, de elaborador de vinos, es una profesión fantástica que te permite hacer contactos por todo el mundo, contactos maravillosos además”, asegura.

Iñaki recuerda con cariño que, cuando se afilió a EAJ-PNV, en el año 86, en plena escisión, Xabier Arzalluz, en una visita al Batzoki de Getaria, le preguntó por qué se afiliaba al Partido. Txueka recuerda que los motivos que le dio en aquel momento son los mismos que le impulsan ahora: “Porque el PNV es el mejor instrumento político de desarrollo de Euskadi”. 30 años después de su afiliación, fue elegido burukide del EBB. “Mi objetivo ahora es aportarle al partido lo que le puede aportar una persona que ya está en los 63 años, un poco de experiencia y mucho sentido común para que el partido siga siendo la razón por la cual yo me afilié: ser un instrumento útil para la sociedad vasca, dándole continuidad a un proyecto con el que hemos acertado durante 40 años, sin ninguna duda, y que sigamos acertando en las necesidades de esta sociedad”.

ORGANIZACIÓN
INTERNA

EXTRATERRITORIALES