CANDIDATO AL PARLAMENTO VASCO POR ARABA

Aitor De La Villa

Soy el primero de tres hermanos; el hijo mayor de unos padres que no sabían euskera, pero que tuvieron la generosidad de regalarme la oportunidad de aprenderlo. No puedo hacer una definición sin empezar por aquí.

Aitor De La Villa

Me llamo Aitor, tengo 25 años y nací en Yécora, Rioja Alavesa. Recibí formación jurídica en la Universidad de Deusto y en la Autónoma de Madrid. Desde hace dos años trabajo en el Gobierno Vasco. Siempre había sentido curiosidad por el mundo del Derecho; curiosidad que compartía –y que comparto– con otras aficiones, como la literatura y la poesía. También con los idiomas y las culturas; en plural. Guardo con cariño libros viejos de poemas de Martí i Pol, Montserrat Abelló, Artze, Lete o Gil de Biedma en mi estantería.

Tengo además la inmensa suerte de estar siempre rodeado de gente a la que quiero y con la que afortunadamente puedo contar en cualquier momento. En ese sentido, procuro estar también siempre disponible.

Accedí a integrar la candidatura del Partido Nacionalista Vasco por convencimiento nacionalista y por compromiso con el País. En la posibilidad de aportar un granito de arena siempre está la satisfacción del servicio público. Creo en una Euskadi moderna, abierta al mundo, libre y que no caiga en la autocomplacencia. Confío plenamente en el proyecto del Lehendakari Urkullu.

En el plano político reivindico el pensamiento del Lehendakari Agirre y de Carrasco i Formiguera. Creo que, centrados en el exilio del primero y en la muerte del segundo, relegamos a un segundo plano su obra. Me parece verdaderamente injusto.

Euskadi necesita un proyecto a largo plazo, sin descuidar el presente y sin caer en la autocomplacencia