Next Euskadi

Gure buruKIDEAK

21/12/2014

Entrevista a Joseba Egibar, presidente del Gipuzko Buru Batzar

“La prioridad de EAJ-PNV es conseguir un modelo socio- económico potente y una estructura política propia”

Joseba Egibar, presidente del GBB, considera necesario un “giro radical en Gipuzkoa”, Territorio que avanza “pese al bloqueo y la imposición de Bildu”. “La necesidad de controlar la sociedad constituye la base del diseño político de la izquierda abertzale”, denuncia.

El presidente del Gipuzko Buru Batzar (GBB) y portavoz de EAJ-PNV en el Parlamento Vasco, Joseba Egibar, defiende la necesidad de un nuevo estatus político para la Euskadi. Avanza que eso es, precisamente, lo que defenderá como portavoz jeltzale en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco: el reconocimiento del pueblo vasco, su derecho a decidir y a pactar el ejercicio del mismo. En relación con Gipuzkoa, Egibar aboga por dar un giro radical y reconducir la situación que ha generado la izquierda abertzale, al confundir sus intereses políticos con los de los guipuzcoanos y guipuzcoanas y obcecarse con el control social.  “En la base de su diseño político, de su empeño hegemónico, está precisamente la necesidad del control social”, lamenta el presidente del GBB.

rss Ezagutzera eman

¿Cuál es la Gipuzkoa que defiende EAJ-PNV? ¿Qué es lo que hay que cambiar?

Es necesario dar un giro radical en Gipuzkoa. Los cuatro años de Gobierno de Bildu en la Diputación y en la mayoría de los ayuntamientos de Gipuzkoa han supuesto bloqueo, retraso, crispación, imposición. Y, a pesar de Bildu, Gipuzkoa tira para adelante. La fuerza interior de la sociedad guipuzcoana es superior a la de bloqueo e imposición de Bildu. La izquierda abertzale está confundiendo el desarrollo de su propio proyecto político con las prioridades de Gipuzkoa. No porque no distinga, sino porque quiere imponer su proyecto y su modelo político. En el pasado reciente, hasta que ETA declaró el cese de la violencia, la izquierda abertzale ha llevado a miles de personas y cientos de familias de su propio mundo a situar su vida en callejones sin salida. Y no podemos permitir que esa fantasía de la izquierda abertzale lleve a la sociedad guipuzcoana a quedar atrapada en un callejón sin salida en este momento crucial.

¿Cuál es la propuesta de EAJ-PNV para que Gipuzkoa siga avanzando?

El haber liderado la mayoría de los niveles institucionales a lo largo de las últimas décadas le ofrece a EAJ-PNV credibilidad y trayectoria, pero no es suficiente. Hoy la política exige renovación, afrontar los desafíos con determinación y demostrar la capacidad transformadora que tiene la política para resolver los problemas. Entre nuestras prioridades está apuntalar bien y dotar de contenidos al compromiso ético, democrático y político con la paz y la convivencia. Al igual que en el pasado, EAJ-PNV acreditará en el futuro un compromiso ético e integral con todos los derechos humanos de todas las personas. De ahí la importancia que ha tenido y tiene el haber apostado desde siempre e inequívocamente por vías exclusivamente políticas y democráticas. Porque no solo es un tema de acierto o equivocación estratégica: tenemos que gestionar y afrontar ahora las consecuencias de las estrategias vulneradoras de derechos de víctimas y presos.

¿Cuáles son las principales características que distinguen la gestión de EAJ-PNV de la de Bildu?

La izquierda abertzale ha desarrollado su proyecto político durante muchos años en un contexto en el que existía la estrategia violenta de ETA. La influencia de la cultura de la violencia ha sido de tal intensidad que las formas que incorpora la izquierda abertzale a la política son básicamente impositivas. Por lo tanto, es cuestión de fondo y forma.  Lejos de la cultura de la imposición y de los totalitarismos de la izquierda abertzale, desde el PNV practicamos una política basada en el diálogo, la cooperación y la transparencia.

¿Cuáles son las prioridades de EAJ-PNV para Gipuzkoa?

Desarrollar un compromiso con las políticas sociales y de progreso económico pensado para el bienestar de las personas. Una apuesta decidida y constante por la industria guipuzcoana como elemento estructurante del territorio conlleva rescatarla del abandono al que la ha sometido la izquierda abertzale en los últimos tres años. La izquierda abertzale piensa que la industria es sinónimo de beneficio incontrolado, de enriquecimiento personal o familiar, y, por tanto, a una parte muy importante la califica de “mafia”, tal y como hemos podido comprobar recientemente en un debate parlamentario. Nuestra apuesta sigue siendo la colaboración público-privada, que multiplica en eficacia y eficiencia a la sociedad guipuzcoana en todas las esferas. La izquierda abertzale apuesta estratégicamente por hinchar la Administración, hacerla grande, y para ello tensiona todas las relaciones con los sectores privados, hasta el punto de hacer inviables los proyectos que tienen. Desvitaliza la sociedad, mata el nervio de la sociedad, con el único objetivo de pasar al control social.  En la base del diseño político de la izquierda abertzale, de su empeño hegemónico, está precisamente la necesidad de control de la sociedad.

El Lehendakari ha fijado la consecución de un nuevo estatus entre sus prioridades y el último Sociómetro muestra un aumento de las personas que defienden la independencia. ¿Qué es lo que propone al respecto EAJ-PNV?

El modelo territorial del Estado español está en crisis y los partidos PP y PSOE, lejos de intentar solucionar el problema que, deliberadamente, intentaron esconder en el mapa de las 17 autonomías del año 1978, décadas después, se encuentran con la realidad política que pretenden ocultar y les obliga a reconocer las realidades nacionales de Euskadi, Catalunya y Galicia. No hace falta imaginar ni inventar nada; se trata de reconocer lo que ya existe: las naciones sin Estado. A partir de ahí, una relación de convivencia política entre Pueblos exige el reconocimiento de nuevos sujetos políticos y el reconocimiento del derecho de libre determinación de los mismos. Nuestra posición es clara: reconocimiento del pueblo vasco y su derecho a decidir y pactar el ejercicio del mismo. La prioridad es garantizar el futuro político y económico de nuestro Pueblo con un modelo socio-económico potente, con una estructura política propia que permita proteger nuestra identidad social, económica, cultural y política, una sociedad cohesionada. La soberanía económica y política son dos caras de la misma moneda.

La Ponencia de Paz y Convivencia está bloqueada desde hace meses, y culpa de ello a la izquierda abertzale y a los partidos constitucionalistas. ¿Por qué?

Lamentablemente, la Ponencia de Paz y Convivencia está atascada porque el resto de formaciones no aprovechan la ocasión y siguen bloqueando el presente. Por un lado, la izquierda abertzale tiene temor a la revisión del pasado, y por otro, los partidos constitucionalistas son escépticos respecto a la Ponencia porque no terminan de acompasar ni visualizar cuál sería el futuro de sus proyectos políticos tras la desaparición de ETA. Conclusión: que tanto unos como otros bloquean el presente.

¿Cómo se podría superar esa situación de bloqueo?

La izquierda abertzale debe abordar, de una vez por todas, la revisión crítica del pasado, identificar las vulneraciones de derechos que se produjeron durante 35 años y explicar a la sociedad vasca por qué ha tardado tanto en incorporarse a las vías democráticas. Porque no es lo mismo renunciar a la violencia por un requerimiento estratégico en términos de eficacia política que hacerlo por incompatibilidad estructural con la democracia. Por su parte, los partidos constitucionalistas deben actuar con altura de miras para afrontar la consecución de la paz y la convivencia. El Parlamento Vasco tendría que jugar un papel tractor en materia de pacificación y, sin embargo, no lo hace como consecuencia de la estrategia de bloqueo de los partidos de la oposición. Afortunadamente, el Gobierno Vasco, de la mano de Jonan Fernández y su equipo, sigue desarrollando el Plan de Paz y Convivencia e impulsando numerosas actividades.

Perfil

Joseba Egibar

Presidente del Gipuzko Buru Batzar de EAJ-PNV

Joseba Egibar Artola preside el Gipuzko Buru Batzar, la Ejecutiva de EAJ-PNV en Gipuzkoa. Es miembro del Euzkadi Buru Batzar y portavoz del Partido Nacionalista Vasco en el Parlamento vasco. 

Nació en Andoain (Gipuzkoa), el 23 de noviembre de 1959, en el seno de una familia nacionalista. Se afilió al Partido Nacionalista Vasco a los 16 años. 

Funcionario de la Administración local en excedencia. Fue Delegado de Ordenación del Territorio y Vivienda y de Cultura del Gobierno vasco en Gipuzkoa entre 1985 y 1989. 

En 1987, fue elegido presidente del Gipuzko Buru Batzar de EAJ-PNV. Fue reelegido para este cargo en sucesivas ocasiones y permaneció en el mismo hasta enero de 2000. Desde mayo de 2004, desempeña de nuevo esta función. 

Es miembro del Euzkadi Buru Batzar, la Ejecutiva Nacional de EAJ-PNV, desde 1987 y fue portavoz de este órgano entre 1987 y el año 2004. Es parlamentario vasco desde 1990 y portavoz de EAJ-PNV en la Cámara vasca desde 1998.

  • Política como método para transformar la sociedad
    21/12/2014

  • Apuestas estratégicas por Gipuzkoa
    21/12/2014

Videoblog de Andoni

Next Euskadi

YouTube

Twitter

Facebook

Flickr

Gabonetako Loteria
Entrevistas - Gure Burukideak
PDE-EDP
Manifiesto Electoral del Partido Demócrata Europeo
Programa para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2016