Documentos

rss Ezagutzera eman

Entrevistas

12/03/2007


Jose Angel Agirrebengoa (La Voz de Navarra)

Agirrebengoa: "Es necesario que los partidos sigamos dialogando para lograr la pacificación"


El año 2006 terminó con un atentado de ETA y dos muertos, un atentado que ha roto la tregua y ha repercutido directamente, entre otras materias, en el proceso de paz, las conversaciones entre partidos y el escenario de las próximas elecciones forales y municipales. ¿Esa ruptura del alto el fuego debe ser una ruptura definitiva del proceso de paz? 

Con el atentado de Barajas y los consiguientes asesinatos de los dos ciudadanos ecuatorianos, ETA, de facto, rompió unilateralmente el alto el fuego permanente declarado el pasado 22 de marzo. Con ello, también rompió unilateralmente la negociación con el Gobierno del Estado relativa al proceso de paz que entre ambas partes se venían produciendo. Y también fue ETA quien rompió unilateralmente las conversaciones que, entre los partidos políticos, se estaban llevando a cabo para sentar las bases metodológicas y el calendario para una futura negociación entre los partidos que abordase el proceso de normalización política de nuestro país. En definitiva, ha sido ETA quien, una vez más, ha roto las expectativas de paz que la inmensa mayoría de la sociedad vasca teníamos, incluida gran parte de la gente del entorno de la izquierda abertzale. 

¿Y a qué se ha debido la ruptura del alto el fuego? 

Esta ruptura del alto el fuego ha sido la expresión de la tutela que la organización terrorista pretende ejercer sobre nuestro país de forma totalitaria, sin percatarse de que la inmensa mayoría de nuestra sociedad rechaza la violencia y el terrorismo como instrumentos de acción política; que asume el compromiso de solidaridad con todas las víctimas, y que tiene asumido el diálogo, desde el respeto, como método para la solución de los conflictos. 

Además, desde Navarra, las gentes de EAJ-PNV como abertzales y demócratas que somos, también denunciamos a ETA por el grave daño que su actividad armada y el chantaje con el que actúa viene haciendo a la causa nacional vasca en nuestro territorio; porque alimenta las posiciones mas cavernícolas y antivascas de UPN-PP, que pretende identificar esa legítima y democrática causa nacional vasca, que nosotros defendemos, con la violencia de ETA. 

¿Qué papel va a jugar EAJ-PNV a partir de ahora? 

Tras la ruptura del alto el fuego, tras el grave atentado de Barajas, ahora correspondería a las fuerzas políticas democráticas alcanzar el más amplio consenso en materia de política antiterrorista propia de un Estado de derecho democrático. Lamentablemente, las últimas actuaciones de la Judicatura ponen en tela de juicio la independencia del poder judicial frente a determinada línea política, con sentencias que tienen más de venganza que de justicia, como el caso de De Juana Chaos, y que responden a un impulso político cada vez más evidente, como en el encausamiento del Lehendakari Ibarretxe, máximo representante político de la CAV e imputado por el supuesto delito de dialogar con representantes de Batasuna. Como máximo representante político, si le quitan la palabra, ¿qué otro recurso le dejan? ¿acaso el sometimiento a determinados jueces? 

Yo estoy convencido de que el aislamiento de ETA, de nuevo, se va a producir por el aislamiento de la sociedad vasca, por su rechazo total al terrorismo como método para alcanzar objetivos políticos. Y nuevamente se volverán a dar las condiciones para un final dialogado de la violencia en un plazo que será más corto que en la anterior ocasión. Para entonces, es necesario que los partidos políticos sigamos dialogando y reconstruyendo las redes de consenso y confianza suficientes para alcanzar un acuerdo de pacificación definitivo. En eso se ha empeñado y se seguirá empeñando EAJ-PNV como hasta ahora. 

¿Y qué papel cree que va a jugar Batasuna? 

Batasuna ha resultado muy tocada en su credibilidad como interlocutora política, al quedar en evidencia su incapacidad para dar una respuesta política al atentado de Barajas y poniendo de manifiesto la tutela que ETA ejerce sobre ese mundo. Declaraciones como la de Anoeta eran novedosas no tanto por lo que decían -—recuerda Agirrebengoa que han pasado 30 años desde Txiberta, cuando EAJ-PNV siguió apostando por el posibilismo político y las vías democráticas frente a la ruptura, que era la opción de ETA—, sino por quién lo decía. Todo ello ha quedado en papel mojado frente a su silencio. Pero sí parece que en la propia Batasuna hay sensibilidades diferentes. Buenos, sí es cierto que ha habido una respuesta tímida, claramente insuficiente, por parte de algunos interlocutores de Batasuna. 

Ahora está por ver si esos interlocutores continúan o si son relevados por otros más ortodoxos, con la estrategia de la “vanguardia”, lo cual significaría una nueva purga estalinista y una marcha atrás en la apuesta de un sector significativo de ese mundo para hacer política. Ellos tienen ante sí gran parte de la responsabilidad de desarmar a ETA por la vía de la dialéctica y del análisis político de su realidad. Eso y el grado de madurez que muestren al asumir como propias las responsabilidades que adquieran con sus decisiones, sin pretender responsabilizar de las mismas al resto del mundo, será el test de contraste para saber si estamos ante un interlocutor político con autonomía y recorrido propio o no.

Nafarroa Bai puede ser opción de Gobierno 

Hemos entrado en un año electoral. El 27 de mayo se celebrarán las elecciones forales y municipales. ¿Cómo se está desarrollando el trabajo en Nafarroa Bai?
 

Satisfactoriamente. Se han creado y están ya funcionando comisiones sectoriales de asuntos sociales, medio ambiente, sanidad, economía y hacienda, industria, etc. En ellas están participando personas con experiencia y conocimiento de cada uno de los sectores, nombrados por los partidos e independientes, con el objetivo de tener un programa propio de Nafarroa Bai para final de febrero. Bajo ese esquema se está trabajando en la elaboración del programa, tanto para el Gobierno de Navarra como para el Ayuntamiento de Iruñea. 

Al mismo tiempo, se está haciendo hincapié en la extensión y propagación del mensaje de Nafarroa Bai por todo Navarra y se van perfilando candidaturas de Nafarroa Bai en pueblos y capitales de Merindad. Como partido, además, llevamos un trabajo muy avanzado en la configuración de candidaturas de EAJ-PNV en localidades de mayoría nacionalista, en las que otros partidos de la coalición optaron por comparecer por separado en lugar de hacerlo como Nafarroa Bai. Tal es el caso de municipios como Bera, Lesaka, Arantza, Igantzi, Doneztebe, etc. 

¿Cuáles son las dificultades que se encuentran a la hora de trabajar en una coalición formada por cuatro partidos e independientes? 

Además de la asimilación burda entre nacionalismo y violencia que UPN y los medios de comunicación afines han venido haciendo desde hace 25 años en Navarra, la atomización de la oferta política del nacionalismo también ha supuesto un retroceso de este bloque ideológico que está presente en Navarra desde hace casi un siglo. El acuerdo entre Aralar, Eusko Alkartasuna, Partido Nacionalista Vasco y Batzarre, para concurrir conjuntamente a las elecciones generales de 2004 bajo la fórmula de la coalición Nafarroa Bai, supuso un revulsivo de ilusión de un buen número de navarras y navarros que, siendo abertzales, euskaltzales y progresistas, ante esa atomización de la oferta nacionalista, se quedaban en casa alimentando la bolsa del abstencionismo y que, en 2004, votó a la coalición rompiendo todas las expectativas. 

En esa ocasión, además, el nacionalismo en Navarra traspasó otra barrera: pasó de ser una opción testimonial a ser la opción de voto útil frente al bipartidismo estatal. No oculto las dificultades que hemos tenido que salvar, todas y cada una de las fuerzas políticas que conformamos Nafarroa Bai, para pasar de una realidad de confrontación partidaria a la actual situación de consenso y acuerdo en lo fundamental. 

¿Y qué sitio queda para los independientes? 

En este caso considero muy importante el papel que juegan y deben seguir jugando los independientes para amortiguar las tentaciones de partidismo que pudieran surgir. En el tiempo que llevamos trabajando codo con codo, el debate interno y la confianza personal entre gentes procedentes de culturas políticas diferentes que hemos ido tejiendo en Nafarroa Bai permite mirar el futuro con optimismo. 

Hay quienes creen que los partidos corren el riesgo de quedar desdibujados en el marco de la coalición. ¿Cuál es su opinión? 

En política conviene no confundir los deseos con la realidad. Desde el Napar Buru Batzar aspiramos a que la representatividad social de EAJ-PNV en Navarra sea equiparable al del resto de territorios vascos, pero además tenemos que marcar estrategias políticas que sean realistas, viables y buenas para nuestro partido en Navarra. Eso es el posibilismo, que es y ha sido una constante en la línea política de EAJ-PNV. 

Desde el punto de vista estratégico, para mí fue un error cuando en las primeras elecciones forales democráticas, en 1979, el partido compareció en coalición en lo que era una sopa de letras. El error estaba en que, tras 40 años de dictadura y cuando las fuerzas políticas tenían que marcar claramente su perfil político e ideológico para posicionarse en un mercado electoral incipiente, nuestro partido difuminó su perfil ante lo que debía haber sido su espectro social natural y su espacio electoral propio. Sin embargo, la situación actual, 30 años después, es muy distinta. Los espacios ideológicos y el mercado electoral son mas estables y definidos en Navarra. Por otra parte, frente a otras experiencias como el Bloque Nacionalista Galego, donde los partidos que originariamente lo constituyeron han quedado subsumidos en el conjunto, Nafarroa Bai es una coalición de partidos en la que es compatible la acción política de la coalición con el mantenimiento de la vida propia y el perfil político-ideológico de cada partido que lo conforma. Por todo ello, considero que no hay tal riesgo. 

¿Es el momento de que el nacionalismo deje de verse como una opción testimonial? 

Yo le doy un gran valor al hecho de que Nafarroa Bai tenga vocación y pueda ser opción de gobierno. Desde 1983, el nacionalismo en su conjunto no ha gobernado en Navarra, salvo el periodo 95-96 en que EA formó parte del efímero Gobierno tripartito. Interesadamente, se ha vendido la idea de que somos testimoniales y esencialistas, que a los nacionalistas tan sólo nos ocupan y nos preocupan cuestiones esenciales para nuestra ideología. 

Ahora, y a través de Nafarroa Bai, tenemos la posibilidad de demostrar a la sociedad navarra que somos capaces de gobernar defendiendo realmente nuestro autogobierno, nuestra cultura, nuestra historia, nuestra identidad y, precisamente, por todo ello, somos además capaces de mejorar sustancialmente la economía, el bienestar de nuestros ciudadanos y afrontar el progreso de manera eficaz y transparente. 

¿Para cuándo estarán configuradas las listas de Nafarroa Bai? 

Tras la elaboración del programa, y una vez que todos los partidos e independientes tengamos elegidos nuestros candidatos, se procederá a la elaboración de las listas, que yo espero estén finalizadas para mediados de marzo. 

EAJ-PNV ¿ha designado ya sus candidatos? ¿Qué puestos ocupan en las candidaturas? 

En noviembre se celebró la Asamblea Regional de Navarra en la que, como es preceptivo, procedimos a elegir los candidatos que van a representar a EAJ-PNV en las listas de Nafarroa Bai tanto al Parlamento Foral como al Ayuntamiento de Iruñea. En el caso del Parlamento Foral, yo encabezaré la representación de EAJ-PNV y ocuparé el 8º puesto de la lista de Nafarroa Bai, seguido de Ricardo Gómez de Segura, Rosana Navarro, Laura Yanzi y Juan Fermín Mitxelena. Rosana Navarro encabezará la representación del partido al Ayuntamiento de Iruña, correspondiéndole también el 8º puesto en la lista de Nafarroa Bai. Tras ella, los candidatos de EAJ-PNV son Erkuden Goikoetxea, Javier Leoz y Amaia Arrizabalaga. 

Ya se han dado a conocer varias encuestas sobre intención de voto. ¿Cuál sería un buen resultado para Nafarroa Bai? 

Son varios los sondeos que nos han llegado. Sin crearnos falsas expectativas, creo que un resultado ajustado para Nafarroa Bai sería obtener en torno a un 25% de los votos a candidaturas al Parlamento Foral, que traducido a número de escaños supondría hablar de 11 ó 12 parlamentarios. Creo firmemente en esa posibilidad, pero para que sea realidad hemos de trabajar a tope, dar a conocer muestro mensaje y nuestro programa por toda Navarra. Sólo así conseguiremos unos resultados incontestables de Nafarroa Bai, que serán tambien nuestros resultados.

Programas Electorales

  • 07/09/2016

    El programa de EAJ-PNV para las ELECCIONES AL PARLAMENTO VASCO 2016

    Ver más


  • 31/05/2016

    Programa EAJ-PNV Elecciones Generales 2016

    Ver más


  • 03/12/2015

    Programa Electoral 2015

    Ver más


  • 02/05/2014

    Más Euskadi, otra Europa

    Ver más


  • 04/10/2012

    Programa Electoral - Parlamento Vasco 2012 - Compromiso Euskadi

    Ver más


Entrevistas

  • 09/12/2018

    El Correo

    2018.12.09_Entrevista a Andoni Ortuzar en El Correo

    Ver más


  • 21/10/2018

    El Correo

    2018.10.21_Entrevista a Aitor Esteban en El Correo

    Ver más


  • 14/10/2018

    El Mundo

    2018.10.14 Entrevista a Itxaso Atutxa en El Mundo

    Ver más


Opinión

  • Jokin Bildarratz

  • 09/12/2018

    El eco de la política populista

    Ver más


  • Koldo Mediavilla

  • 08/12/2018

    Buscando culpables

    Ver más


  • Jokin Bildarratz

  • 03/12/2018

    Aho bat, bi belarri

    Ver más


  • Iñaki Anasagasti

    Iñaki Anasagasti

  • 02/12/2018

    Del lobo, un pelo

    Ver más


  • Koldo Mediavilla

  • 01/12/2018

    Tiempos líquidos

    Ver más